DEPORTE EN PAREJA: TENER UNA ACTIVIDAD FÍSICA Y CREAR MOMENTOS ÚNICOS

Existen muchas formas de experimentar una práctica deportiva, y muchas maneras de vivir la vida en pareja. Aquí te presentamos las más románticas que encontramos para compartir tu visión del deporte para dos. ¡Disfruta la experiencia y descubre nuestras propuestas para que pruebes un deporte para tu pareja!

sport en couple

Los tórtolos explican sus razones para practicar deportes con su pareja…ya sean médicas, de organización, pasiones comunes, o estilo de vida. Descubre un poco de la vida de Ana y Pablo, Silvia y Sebastián y Selene y Antonio o el pequeño testimonio de Matilde y Benito. 

ANA Y PABLO: EL DEPORTE EN DUO (O CASI) EN LA CASA

Hoy es miércoles, son las 6 de la tarde. El entrenador de Ana y Pablo llega de muy buen humor, Ana tiene 57 años, Pablo, 77; los tórtolos ven de una a dos veces por semana a un entrenador para una sesión deportiva de acondicionamiento en pareja.

Sentado con las manos cruzadas sobre el vientre, Pablo (siempre bromista) sonríe mientras nos cuenta que el deporte en pareja le gusta, sobre todo porque “¡cuando el entrenador se ocupa de uno, el otro puede descansar!” Y cuando le preguntamos por qué escogieron hacer deporte juntos, Pablo voltea a ver a su esposa.

LAS RAZONES MÉDICAS
Enfermera de profesión, Ana ha metido poco a poco a su marido en la aventura del deporte por motivos médicos, señalando problemas de memoria. Pablo, que antes fue un deportista de alto nivel en hockey sobre pasto y golfista acostumbrado a grandes espacios, no le emociona la idea de hacer deporte en casa.
Empezó por tomar los últimos minutos de los entrenamientos, avanzando hacia las medias horas para, poco a poco, y casi sin darse cuenta recibir al entrenador y esperar a Ana para comenzar la sesión. Hacer deporte sin darse cuenta; ese es el objetivo de Ana. Pablo agrega que “a veces no es fácil hacer deporte juntos porque no tenemos el mismo ritmo”.
Pero, Ana responde que “esa es la habilidad del entrenador: poder adaptarse a nuestros dos ritmos, yo no podría jamás hacer eso en el gimnasio. Lo que buscaba al llamar a un entrenador a domicilio es justamente esa personalización de las sesiones”.
Ana nos cuenta que, al principio de esta experiencia, ellos aún trabajaban. Entonces, esa opción les permitía a ambos compartir tiempo durante una hora. Actualmente, Pablo está jubilado, por lo que el enfoque es distinto: “hacer deporte juntos es divertido, pero como enfermera, sé que le hace bien; así, lo cuido y nos ejercitamos a modo de cuidarnos”.
Ellos no tienen los mismos gustos, ni objetivos. Ana sufre dolores de espalda y busca fortalecer el cuerpo y atenuar el dolor. Pablo tiene problemas de memoria y busca entretenerse.

UN GESTO DE AMOR
Posteriormente, nos enteramos que, en algún momento, practicaron golf en pareja, y ¡resultó ser un verdadero desastre! “Mucha presión, más valía no jugar juntos”, dice Ana muy divertida mientras recuerda sus intentos. “Prefiero compartir un momento juntos, nada de ganar trofeos, mejor ganar salud; mi iniciativa es un verdadero acto de amor…”. Y, entonces nos damos cuenta de que detrás de esas palabras, hay cariño y ternura… ¡son adorables ese par!

MATILDE Y BENITO: “PARA HACER EJERCICIO EN PAREJA, nos apoyamos MUTUAMENTE”

Con 7 años de matrimonio, llevan sus caballos a competir alrededor de 35 fines de semana por año. “Si solo practicara uno, no nos veríamos seguido”, sonríe la jinete. “Montar a caballo juntos, diario o en competencia, nos permite encontrarnos. Luego de tener trabajos de tiempo completo, nos permite compartir momentos que se convierten en recuerdos hermosos, de apoyarnos mutuamente” enumera Matilde. “Y también, discutimos un poco sobre el tema, nos preguntamos…en fin, eso nos acerca” completa su pareja.

SILVIA Y SEBASTIÁN: BUCEO EN EL MAR, UN MODO DE VIDA

“Nos conocimos porque buceamos juntos, fue lo que nos unió”. Sebastián mira a los ojos a su mujer, rubia y de ojos azul profundo como el océano mientras cuenta su encuentro. 

Los dos son cuarentones, uno trabaja en informática y el otro en la salud; dos mundos totalmente opuestos, sin embargo, las profundidades submarinas han conseguido que lleguen a un acuerdo. No se necesita ser un experto para sentir todo el amor que exuda de sus miradas.

Silvia y Sebastián, son experimentados del buceo. Sebastián organiza las vacaciones y fines de semana en función del buceo. “No es una actividad cualquiera, es un estilo de vida. Todo lo que hacemos gira alrededor de eso”. Él continúa contándonos que una actividad en común es importante para las pláticas de la tarde: nos escuchamos y nos comprendemos mejor, la conversación es un verdadero intercambio”. Silvia nos cuenta que no se ve compartiendo su vida con alguien que no bucee. Es importante para ella que la persona que comparta su vida pueda comprender esa pasión. También tienen tiempos de actividad deportiva solos y cuando hacen deporte juntos es en realidad una elección, no una obligación.  

UNA CUESTIÓN DE CONFIANZA

Aunque no han logrado definir si fue el buceo lo que reforzó la confianza en su pareja o si la confianza les permitió bucear juntos, una cosa es cierta: bucear juntos es natural “es como si estuviéramos dando un paseo por el bosque.” Silvia se sonroja un poco y confiesa “Incluso a veces nos tomamos de la mano” mientras toca suavemente a Sebastián. Juntos, descubren otra visión de su deporte. Deportes por placer. El buceo es un deporte muy exigente en el que hay que estar muy atentos, sobre todo cuando se bucea con alguien que tiene un nivel más bajo “Cuando buceo con alguien que no sea Sebastián, presto mucha atención al otro, me olvido de mi placer, me olvido de mí, para responder a las necesidades e inquietudes del otro. Cuando me sumerjo con Sebastián, me dejo llevar. A fuerza de sumergirse y conocerse a uno mismo, es más instinto que control. Aprovecho mi momento porque tenemos total confianza”. Y su pareja nos confirma esta ósmosis "La confianza es tan natural, no necesitamos hablar". Ambos dicen que tienen suerte de vivir momentos así, el placer de descubrir paisajes, momentos únicos solo para dos, es mágico. Casi nos inspiran a dejarnos tentar por el canto de las sirenas... A continuación, te compartimos uno de los recuerdos de vacaciones que nos contaron:

le sport ça rassemble

Podemos estar de acuerdo en que esta fluidez te hace soñar. Sebastián nos dice que, aunque "todos los deportes son geniales en pareja, solo me gusta practicar deporte con Silvia". Hace poco cambiaron las aletas por botas de montaña. En la montaña, también pueden disfrutar juntos de la naturaleza y hermosos paisajes. Son sus valores comunes por la naturaleza los que los unen. Las prácticas deportivas los hacen personas plenas en lo individual y al mismo tiempo, una pareja siempre en movimiento, siempre en busca de esos momentos únicos

“Hace falta encontrar una disciplina adecuada a las dos partes como punto de partida”, señala el psicoterapeuta Bruno Dumair. Con la gran variedad de prácticas existentes, basta con buscar un poco para encontrar el deporte adecuado. En resumen, comuníquense, prueben, discutan, intenten nuevamente y consulten sus agendas para hacer un hueco para sus sesiones de manera regular, pequeñas burbujas de oxígeno en su vida en pareja”.

SELENE Y ANTONIO: EL ENTRENAMIENTO CRUZADO LE DA RITMO A NUESTRA VIDA DE PAREJA DEPORTIVA”

Selene tiene 26 años y Antonio, 28 años. Son una pareja joven que acaba de adquirir una casa y que nos permitió conocer una parte de su vida cotidiana. Sentados lado a lado, como para darse apoyo, en un sofá cubierto por un protector (indudablemente para protegerlo de su adorable shiba), Selene y Antonio nos cuentan sobre su comienzo en el gimnasio de entrenamiento cruzado cerca de su casa. Antes de eso, Antonio, deportista y acostumbrado a los deportes de combate, frecuentaba gimnasios de reacondicionamiento, tomaba clases de entrenamiento de circuito. Por su parte, Selene, un poco adepta al ejercicio (según ella misma) pero muy activa, va regularmente al gimnasio también (1 o 2 veces por semana). Les faltaban objetivos: “yo no sé por dónde comenzar... ni cómo”.

Cela fait désormais un peu plus de deux ans et ils sont quasi tous les jours à la salle. Leur plus grande frayeur : la blessure. Le sport rythme leur vie, leur fait tellement de bien que s’ils étaient amenés à arrêter pour une raison ou une autre le moral serait très affecté. En attendant, ils prennent soin l’un de l’autre veillent à leur alimentation, à leur hygiène de vie. Je quitte ce couple en me disant une fois de plus que l’harmonie qu'ils dégagent émane évidemment de l’épanouissement de chacun... mais d’autres challenges les attendent !

EL DESCUBRIMIENTO

Cada uno tenía sus propias ocupaciones hasta que un colega de Antonio les propuso probar una nueva actividad: el entrenamiento cruzado. El joven amante del deporte lo practicaba solo y poco a poco involucró a su pareja. “¡No estaba escrito en piedra!”, exclama Selene mirándolo, “lo que me motivó, fue poder practicar una actividad con mi pareja y tener un entrenador que me acompañe durante la práctica. En términos de organización, es genial, vamos al mismo lugar en el mismo momento”. Ellos no tienen el mismo nivel, por lo que el entrenamiento es diferente. Sin embargo, ellos toman una clase en común a la semana. Cada uno sigue el progreso del otro, incluso aunque se reten un poco en un ambiente amistoso. Ellos se alegran del progreso del otro “¡nos da mucho gusto cuando el otro logra realizar ciertos movimientos!  A pesar del placer de practicar juntos, continúan disfrutando algunas actividades en solitario como, por ejemplo, la carrera. Prefieren correr solos en la intimidad de su burbuja, escuchando música y cada quien a su ritmo. Eso es lo que les gusta del deporte en pareja, la motivación que genera, el hecho de poder entender plenamente la pasión del otro, de poder platicar, compartir una actividad física.

Ya han pasado un poco más de dos años y casi todos los días van al gimnasio. Su mayor miedo: las lesiones. El deporte marca su vida, se sienten tan bien que, si se vieran obligados a dejarlo por un motivo u otro, su moral se vería muy afectada. Mientras tanto, se cuidan entre ellos, cuidan su alimentación, su estilo de vida. Dejamos a esta pareja afirmando que la armonía que crean obviamente proviene de la realización de cada uno... ¡aunque les esperan otros desafíos!

Hacer deporte con tu pareja de vida tiene muchas ventajas: refuerza la confianza, favorece la comunicación, crea momentos fantásticos en común. Aún es necesario encontrar el deporte que puedas practicar en pareja. La idea no es que uno la pase mal y el otro lo disfrute…Nada como un gusto compartido, ¿no crees?

¿QUÉ DEPORTE ESCOGER EN PAREJA?

PARA UNA PAREJA QUE AME ENFRENTARSE RESPETUOSAMENTE: EL BÁDMINTON

Cara a cara o en pareja, para competir o llevarse bien. Si te gustan los juegos de interior, mostrar cierto juego limpio y una pizca de paciencia (que no siempre es fácil cuando el otro tarda 10 minutos en hacer un servicio que finalmente pase la red) el bádminton puede ser para ti. Empieza por alquilar una cancha para probar y si te gusta, considera unirte a clubes (los hay de todos los niveles). Te invitamos a probar un partido de dobles contra otras parejas; es muy gratificante utilizar la complicidad del día a día para lograr un rendimiento deportivo. Y, puede fortalecer la comunicación y la confianza mutua.

sport en couple
sport en couple

PARA UNA PAREJA ACRÓBATA QUE SIEMPRE VA MÁS LEJOS, MÁS ALTO, MÁS FUERTE: LA ESCALADA

Ya sea en interiores o en grandes espacios naturales, en grupos o con ayuda, disfruta de este momento de calma y concentración con tu pareja. Esta actividad aumentará su confianza, desarrollará la comunicación entre ustedes y se ayudarán mutuamente. La mayoría de los gimnasios que ofrecen escalada en roca prestan zapatos de escalada. ¡También pueden aprovechar el aire libre en vacaciones para experimentar en el corazón de la naturaleza!

PARA UNA PAREJA QUE AMA DEJARSE LLEVAR: EL PATINAJE

¿Te gustan los paseos a toda velocidad? ¿Te gusta la sensación de deslizarte, de libertad pero sin nieve? Patinar es tu solución. Algunos consejos para empezar a patinar con dos personas: puede ser mejor empezar al mismo tiempo, al mismo nivel, ¡eso asegura risas al por mayor para ambos! Recuerda equiparte bien para practicar con seguridad. Comiencen con salidas cortas en un parque antes de dar largos paseos ;)

sport en couple
sport en couple

PARA UNA PAREJA QUE NO TIENE MIEDO DE MOJARSE: LA NATACIÓN

Gorra, goggles, pinza de nariz, porque se aman sin importar el outfit. ¡No dudes más y ponte tu traje de baño más cómodo, échate un clavado con tu media naranja! Dar vueltas solo en la alberca puede ser un poco deprimente… ¡en pareja pueden motivarse, alentarse, retarse! También pueden chismear durante las pausas (cuidado: no en medio del carril de brazada de espalda, ¡es tedioso para los otros!).

PARA UNA PAREJA QUE TIENE EL RITMO EN LA PIEL: EL BAILE DE SALÓN

Les gustan los espectáculos de baile en pareja, la música, a veces incluso bailan o intentan bailar una salsa o una cumbia en la cocina. No esperen más y corran a una escuela de baile. El baile es una actividad artística que permite aprender a dejarse llevar, a confiar en el otro. Una proximidad propicia para los intercambios, descubrir otras formas de comunicarse: el tacto o simplemente con la mirada. Disfruta de la sensación de ósmosis que puede proporcionar el baile en pareja. Dense el tiempo para encontrar su ritmo, especialmente si no tienes el mismo oído musical y el mismo nivel de coordinación que tu pareja. Con un poco de constancia, ¡pronto serán los reyes de la pista de baile!

LE SPORT EN COUPLE : GARDEZ UNE ACTIVITÉ PHYSIQUE ET CREEZ DES MOMENTS PRIVILÉGIÉS

Entonces, ¿cuál es el deporte para tu pareja? Cuéntanos tus experiencias: ¿qué deporte te funcionó, o a la inversa, qué deporte fue un verdadero desastre?

DEPORTE EN PAREJA

Céciliane

redactora

Este consejo fue redactado en francés por Céciliane, y traducido luego aquí en México.

LOS CONSEJOS QUE TE PUEDEN INTERESAR TAMBIÉN...