EMPEZAR O CONTINUAR LA CARRERA

Si apenas estás empezando o vuelves a correr, y tienes mil preguntas, ¡Nosotros te damos una guía especial para acompañarte en tus primeros pasos!

EMPEZAR O CONTINUAR LA CARRERA

Si apenas estás empezando o vuelves a correr, y tienes mil preguntas: ¿Cómo vuelvo a correr? ¿Qué recorrido hago? ¿Qué equipo necesito? ¿Cuánto tiempo? ¿A qué ritmo? ¡Nosotros te damos una guía especial para acompañarte en tus primeros pasos!

1 / DEFINE EL TIEMPO Y LA RUTA

Al inicio, es mejor que empieces corriendo lento entre 10 y 15 minutos, dos veces por semana. Lo ideal es que alternes caminata con carrera para que tu cuerpo se acostumbre a este nuevo esfuerzo. ¡Un buen entrenamiento requiere dos o incluso tres salidas por semana! Poco a poco, irás viendo el progreso y podrás correr durante más tiempo.
También debes preparar un recorrido adecuado: en calles de tu colonia, alrededor de un parque, la ruta para llegar a la casa de tu mejor amigo…  Además, si estableces puntos de referencia, sabrás si estás corriendo más rápido de lo normal o no estás en buena forma.

EMPEZAR O CONTINUAR LA CARRERA

2/EL EQUIPO IDEAL PARA CORRER

Aprender a correr es más fácil de lo que parece… Pero debes tener el equipo adecuado. ¡Unos buenos tenis son fundamentales para correr! Para encontrar el par adecuado para ti, empieza por definir en qué tipo de caminos, con qué frecuencia y durante cuánto tiempo correrás.  Incluso tu fisonomía es importante: el peso, el ancho de tus pies, el largo de tu zancada y por supuesto, ¡Elige la talla correcta!

También debes usar ropa ligera y transpirable que se adapte a las condiciones de cada temporada (Porque así, una vez que tengas la pasión por correr nada te detendrá).

En invierno, la técnica de las 3 capas es infalible: un tejido transpirable, un tejido aislante y un tejido que te proteja de la lluvia y el viento. Además, usar guantes y gorro será muy útil.

EMPEZAR O CONTINUAR LA CARRERA

3/ENCUENTRA TU RITMO

Primer consejo: ¡Escucha a tu cuerpo! Al inicio, puede ser mejor que corras solamente para encontrar tu “velocidad base”. Adopta un ritmo regular y moderado, que te permita aguantar entre 10 y 20 minutos. ¡Lo importante es divertirse, así que no tiene caso ir tan rápido si te cansas más fácilmente! Incluso, utilizar un reloj que mida tu frecuencia cardíaca es una buena opción, para que puedas encontrar tu ritmo: así sabrás de inmediato si estás en números rojos.

4/HIDRATACIÓN

No es ningún secreto; debes tomar agua antes, durante y después del ejercicio. Durante el ejercicio, sudas y pierdes agua. Eso puede provocar deshidratación.

Una buena hidratación es fundamental para prevenir lesiones, tendinitis, calambres, fatiga, hipertermia y trastornos digestivos. ¿Lo ves?, ¡No puedes escatimar cuando se trata de tomar agua!

5/ESTIRAR DESPUÉS DE CORRER

Estirar es un paso importantísimo para un exitoso retorno o inicio de carreras. Los días que no corras, estira. No se ha comprobado ningún beneficio si estiras antes de correr. De hecho, tampoco debes estirar después de correr porque acentúa los microtraumatismos musculares provocados por el esfuerzo físico.

¡La clave para un retorno o inicio sin complicaciones está en tus manos!

Y, sobre todo: no te exijas demasiado, más bien escucha a tu cuerpo. ¡Él te lo compensará!

Estos CONSEJOS TE PUEDEN INTERESAR